El impacto en términos de coste del terremoto de Japón podría superar el 3% del Producto Interior Bruto (PIB) del país.

Los costes ascenderían a unos 15 billones de yenes (130.000 millones de euros), según un informe de Banif.

El informe destaca que la región más afectada por el terremoto representa el 6,2% del PIB, el 6,8% de la población, el 7,2% del inventario de capital del sector privado, el 6,8% de los emplazamientos empresariales, el 6,2% del inventario de vivienda residencial, el 6,3% de los hogares y el 6,5% de los seguros de vida y hogar, lo que sumado supone entre un 6% y un 7% de la economía japonesa.