El Servicio Federal Antimonopolio de Rusia (SFA)ha rechazado una petición del grupo industrial alemán Siemens para hacerse con el control del productor ruso de equipos para centrales eléctricas Power Machines. En caso de llevarse a cabo esa transacción, Siemens se haría con la mitad del mercado ruso de equipos energéticos y ocuparía una posición dominante. A Power Machines, actual líder del sector, le corresponde ahora un 37 por ciento del mercado ruso de equipos para plantas termoeléctricas, hidroeléctricas y atómicas, mientras Siemens aporta otro 13 por ciento. Los títulos de Siemens se dejan un 0,65 por ciento hasta los 88,30 euros.