"Aunque la economía China haya crecido a un ritmo impresionante, la calidad de la gestión empresarial es muy variada y ofrece oportunidades como el sector industrial", según Matthew Vaight, cogestor del fondo M&G Global Emerging Markets fund
Matthew Vaight, cogestor del fondo M&G Global Emerging Markets fund, ha evitado a bancos chinos, porque cree que "no se gestionan teniendo en cuenta los intereses de los accionistas. Además, los bancos chinos son demasiado caros al compararlos con otros bancos de mercados emergentes: a nosotros en particular nos atraen más los bancos indios, tailandeses y brasileños".

Donde China sí ofrece oportunidades de inversión muy atractivas es en el sector industrial, según el experto. "La idea de China como país manufacturero de bienes baratos está anticuada y este tipo de generalizaciones no tiene en cuenta el hecho de que varias empresas están creando una ventaja competitiva – esto lo pude ver en mi última visita, en la que me impresionó el énfasis puesto sobre la innovación para asegurar que los productos chinos son igual de buenos que los que están hechos en los países occidentales".