El secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, anunciará hoy la creación de un fondo de que podría alcanzar hasta un billón de dólares, para comprar a la banca, con la participación de capital privado, sus "activos tóxicos" procedentes del sector inmobiliario. Geithner adelanta la nueva iniciativa para rescatar la banca, el "Programa Estatal-Público de Inversión (PPIP), en un artículo de opinión que publica hoy el diario financiero "The Wall Street Journal". El Secretario del Tesoro resalta que "los inversores privados establecerán el valor de los créditos e instrumentos financieros que se compren en el marco del programa, lo cual asegurará que el gobierno no pague demasiado por estos activos". El Departamento del Tesoro pondrá una parte del capital directamente, mientras que la Corporación Aseguradora Federal de los Depósitos (FDIC) y la Reserva Federal aportarán financiación para facilitar la participación en el programa de inversores privados, como los fondos de inversiones.