El supervisor de la electricidad y el gas del Reino Unido, Ofgem, ha anunciado que ha iniciado una investigación sobre Scottish Power, filial de Iberdrola, y Scottish and Southern Energy (SEE) por posible posición dominante en el mercado de la generación eléctrica. El supervisor, que actúa de forma conjunta con el regulador del sector, señala que ha comenzado la investigación tras recibir una queja formal y varias peticiones informales. La posible posición dominante de estas dos compañías está vinculada a la limitada capacidad de la red de transporte.