Cuando el camino se había allanado para ACS, el regulador alemán duda de las estrategias usadas por la compañía española en su intento de adquisición de Hochtief.
Hochtief duda del acuerdo entre ACS y el fondo estadounidense Southeastern Asset Management (SEAM) para la compra conjunta de acciones de la constructora germana, pues SEAM elevó su presencia en Hochtief poco antes de que ACS anunciara su oferta.

Además, posteriormente el fondo estadounidense gestionó su cartera de títulos para facilitar a la compañía española su toma de posiciones en la participada.

Bajo estas razones Hochtief espera quedar fuera del control de ACS.