El presidente del mayor productor de vehículos del mundo ve recuperación en algunos mercados, “pero en los EE UU aún no es transparente”, dijo en junta de accionistas. Toyota espera perder 5.760 millones de dólares este año debido a la fortaleza del yen y la caída del 39% en la venta de coches en EE UU hasta mayo. GM y Chrysler entraron en concurso de acreedores este año por ese motivo. “Si GM y Chrysler reducen su producción, eso significa que alguien tendrá que vender más coches”, comenta un analista.