El precio del suelo urbano, que supone entre el 40% y el 60% del precio final de las viviendas, rompió su tendencia a la baja en el segundo trimestre del año, al registrar un aumento del 3,7% respecto a los tres primeros meses del año, según datos del Ministerio de Vivienda.
No obstante, el precio del suelo retrocedió un 4,3% respecto al mismo periodo de 2008 y se situó en los 247,6 euros por metro cuadrado en el segundo trimestre.

En los municipios de más de 50.000 habitantes, el precio del metro cuadrado alcanzó los 602,8 euros (-4%); en los de entre 10.000 y 50.000 habitantes, se situó en los 295,2 euros (-6,2%) y en las localidades de entre 5.000 y 10.000 habitantes llegó a los 203,3 euros (+5,9%).

Finalmente, en los municipios de entre 1.000 y 5.000 habitantes, el precio del metro cuadrado se situó en 119,2 euros, con una caída del 2,3%, y en aquellos menores de 1.000 habitantes el precio se situó en los 85 euros, con una variación interanual del 7,1%.

El precio del metro cuadrado más elevado se localizó en los municipios de más de 50.000 habitantes de las provincias de Barcelona (973,1 euros), Madrid (962,6 euros), Alava (852,4 euros) y Valencia (832 euros). Por el contrario, los precios más bajos se registraron en Jaén (317,7 euros), Segovia (365,7 euros), Cantabria y Palencia, con 396 euros, y Ourense, 401,9 euros.

CAEN UN 25,9% LAS COMPRAVENTAS

Por otro lado, el número de transacciones de suelo registradas entre abril y junio alcanzó las 5.894 operaciones, lo que supone un 25,9% menos que las realizadas en el mismo periodo de 2008 y un 5,5% más que en el trimestre anterior.

Además, estas operaciones supusieron una superficie transmitida de 9,7 millones de metros cuadrados, lo que significa un incremento del 13% respecto al trimestre anterior y una caída del 4,1% en términos interanuales.

El valor de las transacciones realizadas entre abril y junio ascendió a 2.662,4 millones de euros, un 3,5% más en comparación con el trimestre anterior y un 1,7% menos que hace un año.

El 67,1% de la superficie transmitida se concentra en cinco comunidades autónomas; el 18,8% le corresponde a Murcia, el 13,9 a Andalucía, Cataluña tiene el 12,9%, Castilla-La Mancha el 12,1% y Madrid el 9,4%.