La venta generalizada de los futuros del petróleo se aceleró el martes, impulsada por la caída de las acciones y la mayor fortaleza del dólar que alcanzó un máximo de 12 meses frente al euro por los temores sobre la deuda griega. El contrato del crudo dulce ligero para entrega en junio caía 3,03 dólares, o un 3,5%, a 83,16 dólares el barril, tras negociarse en un amplio rango de 82,86 a 86,24 dólares el barril. El contrato al mes entrante no ha registrado una caída tan pronunciada al cierre de las operaciones de la sesión desde el 4 de febrero.