Los precios de las viviendas en el Reino Unido subieron un 0,6% en enero pasado frente a diciembre, lo que supone el séptimo mes consecutivo de incremento, según informó hoy la entidad de crédito hipotecario Halifax.