El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro aumentó un 0,3% en el segundo trimestre y un 2,5% en términos interanuales, lo que supone una importante desaceleración respecto al trimestre anterior.En concreto, la cifra se sitúa siete décimas por debajo del crecimiento del 3,2% interanual registrado en el primer trimestre de año, cuando el PIB aumentó un 0,8% en tasa trimestral.