La economía de la zona euro ha crecido un 2,5 por ciento entre abril y junio en relación al mismo periodo del 2006, mientras que el avance en el conjunto de la UE ha sido del 2,8 por ciento, según los últimos datos difundidos por Eurostat, la oficina estadística comunitaria. Estos datos confirman la desaceleración de la economía europea, ya que en el primer trimestre el crecimiento fue del 3,2 por ciento en los Trece y del 3,3 por ciento en los Veintisiete. En relación al primer trimestre, el PIB ha crecido un 0,3 por ciento en la eurozona y un 0,5 por ciento en toda la Unión, frente al avance del 0,7 por ciento registrado en el último trimestre de 2006.