La economía de la zona euro tendrá un crecimiento nulo en el tercer trimestre y de tan sólo el 0,1% en el cuarto, según la Síntesis de Indicadores Económicos elaborada por el Ministerio de Economía y Hacienda. El aumento del Producto Interior Bruto (PIB) en el conjunto de eurozona para 2008 será del 1,3%, cuatro décimas menos de lo proyectado el pasado abril, según el informe publicado hoy. Asimismo, se prevé que en el periodo julio-septiembre la inflación en la zona euro alcance el 3,9%, para llegar a moderarse en el cuarto trimestre hasta el 3,4%, lo que situará la tasa media del año en el 3,6%, medio punto más de lo previsto.