La economía de la eurozona ha crecido en el primer trimestre del año el 3 por ciento en relación al mismo periodo de 2006, según los datos difundisos por Eurostat, la oficina de estadística comunitaria. En el conjunto de la UE esta tasa se ha colocado en el 3,2 por ciento.
Estas tasas suponen una ligera desaceleración respecto a las registradas en el conjunto de 2006, cuando el crecimiento fue del 3,3 por ciento en los trece países del euro y del 3,5 por ciento en los 27. Entre enero y marzo, el PIB ha aumentado un 0,6 por ciento en las dos zonas, avance tres décimas inferior al del último trimestre de 2006.