El Producto Interior Bruto italiano del primer trimestre fue revisado a la baja, confirmando que la cuarta mayor economía de Europa se contrajo a su nivel más rápido en 29 años, debido a que las exportaciones y las inversiones disminuyeron.  Las cifras respaldan la visión de que Italia se dirige hacia su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.  Los datos finales de la oficina de estadística Istat mostraron el miércoles que el PIB cayó un 2,6% entre enero y marzo respecto al trimestre anterior. La cifra adelantada apuntó un descenso del 2,4%, mientras que en el último trimestre de 2008 la contracción fue del 2,1%.  En términos anuales, Istat indicó que el PIB disminuyó un 6% frente al dato adelantado de una caída del 5,9%, el mayor descenso desde al menos 1980.