Los contratos a futuro sobre el petróleo se mantenían en gran medida sin variación el martes en las negociaciones europeas en parte debido a la cautela antes de la decisión de tasas de interés que anunciará el miércoles la Reserva Federal de Estados Unidos e importantes datos sobre los inventarios estadounidenses de crudo.  Una falta de dirección clara en los mercados bursátiles y cambiarios del mundo también impulsaba a algunos operadores petroleros a mantenerse al margen.  A las 13.30 horas, el contrato sobre el crudo Brent para entrega en enero subía 7 centavos a 71,82 dólares por barril en la bolsa ICE Futures de Londres.