El precio del petróleo seguirá subiendo, especialmente si no mejora la perspectiva del dólar, advirtió el presidente de la OPEP Chakib Khelil en declaraciones a Radio Nacional de España. 'Vamos a ser testigos de un aumento del precio, sobre todo si la situación económica de Estados Unidos persiste y el dólar sigue bajando, dijo. El petróleo se mueve alrededor de los 132 dólares por barril, no muy lejos de su máxima histórica de 135 dólares alcanzada la semana pasada por el temor a un desequilibrio entre la oferta y la demanda. Khelil culpó a los especuladores del repunte del petróleo, así como a los problemas geopolíticos y a la debilidad del dólar, factores todos ellos que escapan al control' de la OPEP.
'Si la OPEP decidiera elevar la producción...ese aumento no provocaría una bajada real del petróleo, explicó Khelil. Un dólar débil hace que las materias primas como el petróleo sean más baratas para los países con divisas fuertes y propicia en parte un aumento de la demanda.