Los precios del crudo se estabilizaron este viernes en las operaciones electrónicas en Asia tras la reapertura, después de una explosión, de tres de los cuatro oleoductos de un sistema entre Estados Unidos y Canadá por el que transita un 15% de las importaciones de petróleo estadounidenses. En las operaciones matinales, el barril de 'light sweet crude' para entrega en enero ganaba 2 centavos a 91,03 dólares contra 91,01 al cierre del jueves en Nueva York. El Brent del mar del Norte para entrega en enero ganaba 2 centavos a 90,20 dólares.