Las transacciones petrolíferas se colocan al alza en las primeras operaciones del año en Asia, en un momento de gran tensión geopolítica que afecta a los mercados. En las operaciones matinales, el barril de "light sweet crude" para entrega en febrero, subía 42 centavos, situándose el barril en los 96,42 dólares. Las tensiones en Pakistán, tras el asesinato de la ex primera ministra paquistaní Benazir Bhutto, continúan agitando los mercados.