Los precios del barril de petróleo volvían a bajar este jueves en la apertura en Nueva York, donde el mercado no se inquietaba por el aprovisionamiento, pese a una caída mayor que la prevista de las reservas petroleras estadounidenses, que se sitúan en su nivel más bajo desde 2005. Hacia las 14.10 GMT en el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de 'light sweet crude' para entrega en febrero se negociaba a 91,04 dólares, en baja de 20 centavos. 'Tras la reducción de las reservas de crudo ayer (miércoles) a causa de un descenso de las importaciones, el mercado está persuadido de que las importaciones se recuperarán marcadamente esta semana y permitirán reconstituir los stocks', explicó Bart Melek, analista de BMO Capital.