El patrimonio de los franceses cayó en 2008 por primera vez en tres décadas, en torno al 3%, según el Instituto Nacional de Estadística (INSEE), que lo atribuyó al hundimiento de la bolsa y al estancamiento ligeramente a la baja de los precios inmobiliarios. La evolución del pasado año contrasta con los tres decenios precedentes, en que el valor del patrimonio se había multiplicado por ocho para alcanzar 12,513 billones de euros, señaló el INSEE en un estudio divulgado hoy. En la medida en que los precios de los activos se cuadruplicaron entre 1978 y 2007, eso significa que en términos reales el monto de ese patrimonio se dobló en ese periodo.