La tasa de paro superó el 18% en el segundo trimestre y se destruyeron 64.000 empleos en comparación con el primer trimestre del año y 1,42 millones respecto al mismo periodo del año anterior, según se desprende del avance del mercado laboral elaborado por Afi-Agett.
Así, la tasa de paro superará el 18% entre abril y junio desde el 17,36% que alcanzó en el primer trimestre, de manera que el número total de desempleados superará "con holgura" la barrera de los cuatro millones de parados que ya se alcanzó los tres primeros meses del año.

La ocupación, por su parte, caerá un 7% en tasa interanual y se situará en el entorno de los 19 millones de ocupados. Además, el empleo podría volver a caer a partir del mes de julio, cuando finalice el periodo de contrataciones veraniegas, lo que podría hacer que la ocupación se sitúe por debajo de los 19 millones de ocupados en el mes de septiembre (unos 320.000 empleos menos).

Ante la "problemática" evolución de la ocupación y a pesar de la previsible desaceleración de la población activa (hasta incrementos por debajo del 2%), Afi-Agett estima que la tasa de paro seguirá aumentando hasta finales de 2009.

El avance del mercado laboral se adelanta así a los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al segundo trimestre que publicará el Instituto Nacional de Estadística (INE) la próxima semana.

Sin embargo, analiza también la evolución del paro registrado y la afiliación a la Seguridad Social en los últimos meses y asegura que la caída del número de afiliados pone de manifiesto que subsisten las dudas sobre la capacidad de la economía española para crear empleo en estos momentos.

El informe achaca el descenso de la afiliación media de junio a la disminución de régimen especial de trabajadores autónomos, con 5.814 afiliados menos que en el mes de mayo, lo que pone de manifiesto que se está produciendo cierto trasvase del empleo autónomo al asalariado, especialmente en el sector de la construcción, principal beneficiario del 'Plan E' a través del fondo de inversión local.

En cambio, la hostelería, el comercio y las actividades sanitarias y los servicios sociales son las tres principales actividades que siguen generando empleo, frente a la educación y la industria manufacturera, donde todavía el efecto recesivo es muy "potente".

En cuanto a la contratación, Afi-Agett admite que se ha incrementado en junio el número de contratos, pero achaca este aumento a las contrataciones temporales, ya que la indefinida continúa registrando caídas. ATMÓSFERA "ENRARECIDA".

Por este motivo, asegura que el aumento de la contratación de junio es un resultado positivo, aunque sus bases son "poco sólidas", por lo que se hace necesario más estabilidad laboral a través de un incremento de la contratación indefinida favoreciendo, por ejemplo, la conversión de unos contratos en otros.

Tras el repaso de los datos, el director de Economía de Afi, José Antonio Erce, asegura que la atmósfera laboral está "enrarecida" y que el "oxígeno disponible" de los últimos datos es "poco" para cobrar impulso de cara a la segunda mitad del año, cuando no continuará la senda de mejora temporal de los dos últimos meses.