Un total de 284.000 empleos se destruyeron durante el primer trimestre de este año, lo que elevará la tasa de paro al 19,9%, con más de 4,5 millones de desempleados, cerca de medio millón más que los parados registrados en el mismo periodo de 2009, según el avance de la Encuesta de Población Activa (EPA) de Afi-Agett.

Pese a la caída de la población activa en 56.000 personas, la patronal de las empresas de trabajo temporal estima que 230.000 personas engrosaron las listas del paro de enero a marzo, si bien prevé que la escalada del desempleo se ralentice a partir de mayo, con una caída de la destrucción de empleo del 3%.