El número de viviendas iniciadas en 2008 fue de 360.044, lo que supone un descenso del 41,5 por ciento con respecto a las comenzadas en 2007, de acuerdo con los últimos datos publicados hoy por el Ministerio de Vivienda.
La caída fue más acusada en el caso de la vivienda libre, ya que se iniciaron 269.098 inmuebles, el 49,4 por ciento menos. Por el contrario, el número de viviendas protegidas iniciadas aumentó el 8,5 por ciento en el último año, al pasar de 83.859 a 90.946 inmuebles.