Nadie esperaba al cierre del martes que hoy los mercados estuvieran escudriñando en el sentido de las palabras del presidente de la Generalitat Catalana, Carles Puigdemont. Nadie sabe muy bien si el dirigente declaró, o no, la independencia de la República catalana. A la espera de la reacción del gobierno, hoy la bolsa se ha levantado con ganas de compras en un reflejo del alivio que sienten los inversores al comprobar que se ha evitado el abismo. Por el momento.

El presidente del gobierno ha replicado a la estratagema lingüística de Puigdemont con una medida muy similar. El ejecutivo va a requerir a la Generalitat que aclare si ha habido declaración de independencia antes de su suspensión. De momento, el artículo 155 que supondría la eliminación de las competencias de la Generalitat deberá esperar. Y mientras eso ocurre, los políticos ganan tiempo, la tensión se atemperan y los inversores compran.

En este entorno, el Ibex 35 ha vuelto a ser de nuevo el mejor índice de Europa. Ha cerrado con una subida del 1,34%, y muy cerca de la cota perdida de  10.300 puntos, en 10.278 puntos. Y como casi siempre que los mercados respiran aliviados, el sector bancario es el que más tira.

Eso sí, entre las compañías que más han subido hoy vuelve a destacar Siemens Gamesa, que se ha apuntado un 4,08%. Solo tres empresas han cerrado en rojo durante la sesión, DÍA, que continúa con su letanía en bolsa en un día en el que se ha conocido que su consejero delegado ha vendido acciones por valor de 1,5 millones de euros desde finales de julio. DIA ha caído un 2,03%, Técnicas Reunidas se ha dejado un 1,87% y Viscofán ha cedido un 0,62%.

Entre las grandes empresas, Banco Santander ha subido un 0,64%, BBVA se ha revalorizado un 2,43% y Telefónica ha avanzado un 2,30%.

En este entorno, la mayor parte de las firmas de inversión descartan una independencia catalana. Y eso, afirman, es bueno para los mercados.  François Raynaud, gestor de asignación de activos en Edmond de Rothschild AM, explicaba que “los separatistas se han visto relativamente debilitados por los acontecimientos y parece poco probable que el tipo de declaración unilateral de independencia que la facción más radical quiere pueda ser proclamada ahora que Puigdemont ha decidido dar un paso atrás para evitar sus consecuencias inmediatas”.

En este sentido, Althea Spinozzi, sales trader de Saxo Bank, afirma que “parece que los inversores no están tomando en serio las amenazas de Cataluña en este momento. Es ciertamente difícil de creer que una región tan pequeña tenga todos los requisitos para formar un aparato político capaz de llevar a cabo negociaciones de independencia tanto con España como con la UE. Y tal vez esto es lo que los separatistas necesitan saber: Cataluña sola contra el mundo no es creíble”.

Algo en lo que coincide David  A Meier, economista de Julius Baer, explica que “los independentistas están buscando tiempo por el momento, pero se van a chocar con el muro de la realidad. Este episodio puede servir para detener otros movimientos independentistas en España y en Europa, más que alentar nuevos riesgos de ruptura”. Esta es la razón por la que, en su opinión, los mercados mantienen la calma.

Ni tan siquiera la postura del presidente del gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso al rechazar cualquier fórmula de mediación o diálogo con quiénes no “apuestan por la legalidad “, ha pasado factura a las subidas de la jornada. La rentabilidad del bono español, de hecho, ha vuelto a caer hoy más de un 3% y se coloca en 1,66%.

Ibex 11 de octubr3e

Mientras tanto, continúa el goteo de empresas que siguen abandonando  la región. La última que ha propuesto su salida para un consejo del próximo día 18 de octubre ha sido la biotecnológica del MAB Pangaea Oncology.

En este entorno, un día previo, irónicamente, al día de la Hispanidad. La actualidad corporativa sigue siendo realmente escasa. Aunque es previsible que en los próximos días podamos tener más datos sobre la OPA de Abertis y una posible contraoferta de ACS.

El contexto ha sido propicio para una revalorización del Euro que ha dejado al EURUSD en el nivel de 1,1847 unidades. El oro sigue muy pegado a niveles de semanas anteriores y hoy se compra a 1.290 dólares la onza. Mientras tanto, el barril de Brent se cotiza a 56,27 dólares el barril.