El Nikkei se hja disparado un 1,88% en la última sesión de la semana reconquistando los máximos que había dejado atrás hace 10 meses. Cerró en los 10.356 puntos.