La Bolsa japonesa ha rebotado al cierre tras la caída del yen, una vez conocido el informe de que el banco con problemas de liquidez británico Northern Rock podría ser nacionalizado. El índice Nikkei 225 Stock Average ha finalizado con una subida de 128,69 puntos, un 0,8%, a 15.608,88, tras oscilar entre los 15.365,39 y 15.621,54. El volumen subió a 2.070 millones de acciones desde los 1.940 millones.