El ministro británico de Economía, Alistair Darling, criticó hoy las excesivas primas de los banqueros en un intento de última hora de reconectar con el electorado laborista. En la segunda jornada del congreso anual del partido gobernante, que se celebra hasta el jueves en Brighton (sur inglés), Darling anunció una nueva ley que limitará el pago de primas a los banqueros y las vinculará a su gestión a largo plazo.