El grupo alemán Volkswagen, primer fabricante de automóviles de Europa, estima que las ventas mundiales de coches aumentarán un 43% en la década comprendida entre 2009 y 2018, hasta alcanzar un volumen de 89 millones de unidades.