Las ventas de automóviles en España seguirán por debajo del millón de unidades este año, e incluso podrían registrar un leve descenso en comparación con el ejercicio de 2009, según un informe sectorial de Standard & Poor's al que tuvo acceso Europa Press.Las matriculaciones de coches en España cerraron 2009 con un volumen de 952.772 unidades, lo que supone una caída del 17,9% respecto a 2008 y el volumen más bajo desde 1995. Además, el mercado se situó por debajo del millón de unidades por primera vez desde 1996.