El magistrado del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao ha acordado mantener en todos sus extremos las medidas cautelares que impuso a EDF en un auto dictado el 25 de marzo, en el que instaba al grupo francés a publicar si quiere comprar Iberdrola. Este nuevo auto se dicta tras la vista que se celebró el pasado 9 de mayo, en el que Iberdrola reclamó el mantenimiento de esas medidas cautelares, mientras EDF solicitó su alzamiento o una caución sustitutoria de 200.000 euros. En el auto, el juez desestima la oposición a las medidas cautelares y las mantiene en todos sus extremos. Asimismo acuerda el reembolso de las costas a EDF. Contra esta resolución, cabe recurso de apelación ante la Audiencia provincial de Bizkaia.
Habrá ampliación