La inflación interanual de Alemania ha alcanzado en noviembre su nivel más alto desde enero de 1994, espoleada por la subida de los precios energéticos y de los alimentos. El índice de precios al consumo repuntó un 0,5% mensual y un 3,1% interanual, después de revisar al alza el dato adelantado del 27 de noviembre, según el cual los precios al consumo subieron un 0,4% mensual y un 3% interanual. Esto supone una aceleración frente a octubre, cuando los precios se incrementaron un 0,2% mensual y un 2,4% en tasa interanual.