El Instituto Nacional de Estadística (INE) revisó el Producto Interior Bruto (PIB) de España en 2007 a un crecimiento del 3,7 por ciento frente al 3,8 por ciento anunciado originalmente, dijo el martes la institución. La demanda nacional ha reducido su contribución al crecimiento del PIB a 4,42 puntos desde 4,57 y la demanda externa ha incrementado ligeramente su aportación negativa a 0,76 desde 0,74 puntos. Según el INE, la menor aportación de la demanda nacional tuvo su origen en la revisión a la baja del crecimiento, tanto de la formación bruta de capital fijo como del gasto en consumo final de las Administraciones Públicas. La demanda de inversión se ha revisado seis décimas a la baja hasta el 5,3 por ciento, siendo más intensa en los bienes de equipo que en la construcción y en los otros productos.