El índice de tendencia futura de la economía española que elabora The Conference Board bajó un 0,4% en junio, aunque la caída es 0,2 puntos porcentuales menor que la de mayo, informó hoy The Conference Board.
La entidad de análisis advirtió hoy de que "la contracción tenderá a continuar a medio plazo", tras un descenso del índice del 0,4% en junio, frente al 0,6% de mayo y el 0,5% de abril. El descenso acumulado del índice de tendencia futura de la economía en lo que va de 2009 se ha suavizado hasta el 1,8%, frente al 4,1% de los primeros tres meses del año.

"Después de tender a la baja durante más de un año, el índice de actividad futura de España mejoró ligeramente durante el segundo trimestre de 2009 y, como resultado, el ritmo de contracción semestral se ha contenido", explicó The Conference Board en un comunicado.

La leve mejora registrada en junio se vio impulsada por la evolución positiva de tres de los seis indicadores tenidos en cuenta para elaborar el índice: los pedidos a empresas, la tasa de creación de empleo y la evolución del mercado de valores.

Esas mejoras compensaron el retroceso de los otros tres indicadores estudiados: el equipamiento de capital en la producción industrial, la contribución de España a la masa monetaria de la eurozona y el rendimiento de la deuda pública a largo plazo.

De mantenerse las condiciones en los seis primeros meses, el índice de tendencia futura de la economía española que elabora el centro de estudios estadounidense descendería en todo 2009 un 3,5% (tasa anualizada), lo que supone una significativa mejora respecto a los cálculos de hace tres meses, cuando ese retroceso se cifró en el 8%.

Por lo que se refiere al índice que estudia las condiciones actuales de la economía española, la entidad detalló que en el primer semestre de 2009 cayó el 3,7%, lo que supondría un descenso del 7,3% si se prolongaran las condiciones durante todo un año.

Esos porcentajes son inferiores al 4,8% y el 9,4% calculados respectivamente seis meses antes, destacó la entidad de análisis, que recordó que el Producto Interior Bruto real de España se contrajo en el primer trimestre del año a una tasa anualizada del 7,4%, la mayor desde 1991.

"Aunque el índice de actividad actual ha estado cayendo desde su máximo más reciente, en febrero de 2008, la tasa de descenso se ha moderado en los últimos meses", explicó The Conference Board.

De los cinco componentes que se estudian para elaborar el índice de las condiciones actuales de la economía, las ventas minoristas mejoraron, mientras que empeoraron la producción industrial excluida la construcción, el consumo de los hogares y el empleo o se mantuvieron las importaciones.

Ambos índices, el de la actividad actual y el de tendencia futura sugieren según la entidad de análisis que "aunque el ritmo de contracción de la economía (española) puede estar moderándose ligeramente, la caída de la actividad parece que continuará a medio plazo".