El Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha lanzado, junto a las principales entidades financieras públicas de Europa, un fondo europeo de infraestructuras, denominado 'Marguerite', con un capital inicial de 600 millones de euros, de los cuales el organismo español aportará 100 millones de euros.