El selectivo de la bolsa española logró cerrar en positivo por segunda jornada consecutiva. Una revalorización del 0.8% que llevó al Ibex35 a los 10.740 puntos. IAG volvió a ser líder, contabilizando  subidas del 4.4%, mientras que Amadeus se colocó como farolillo rojo de la sesión. A la espera de conocer la decisión de Bernanke, el euro-dólar cotiza en las 1.46 unidades.
Segunda jornada de la semana y el Ibex35 sigue anotándose subidas. En concreto, el selectivo español firmó la sesión con una revalorización del 0.8% que le llevó a los 10.740 puntos. Una subida en la que participaron  el resto de plazas europeas: el DAX sumó un 0.5%, el Eurostoxx avanzó un 0.69% mientras que el CAC-40 subió un 0.4% al cierre de la sesión.

Entre las compañías más revalorizadas, IAG se constituyó por segunda jornada consecutiva como líder. Una subida del 4.44% que llevó a sus títulos hasta los 2.71 euros. Mapfre ocupó el segundo lugar con una subida del 2.26% en tanto que Repsol subió un 1.6% en los últimos minutos de negociación, hasta los 23.86 euros.

Los grandes valores también disfrutaron de importantes subidas. Banco Santander- que espera publicar sus cuentas del primer trimestre mañana- subió un 1.5% y marcó en los 8.47 euros su último precio. BBVA alzó sus títulos un 1.35% - hasta los 8.53 euros- mientras que Telefónica animó su cotización con un 0.79%  de subida, hasta los 17.86 euros.

En terreno negativo, las acciones de Amadeus fueron las más perjudicadas. Una penalización del 2.38% que llevó a los títulos hasta los 14.18 euros. ArcelorMittal cedió un 1.76% mientras que Sacyr Vallehermoso descontó un 1.46% de su cotización, hasta los 8.63 euros.

Los inversores permanecen pendientes de la rueda de prensa del mandatario de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y el anuncio que haga sobre las medidas de estímulo económico. El mercado descuenta que junio será la  fecha en la que se ponga fin al plan de recompra de bonos  -el Quantitative Easing 2- pero habrá que estar pendiente de cómo espera atacar los problemas a los que se enfrenta la economía estadounidense. El gasto público, el crecimiento y la debilidad del dólar. El mercado de divisas al cierre de la sesión española se mantiene favorable a la evolución del billete verde, con el cambio euro-dólar en las 1.4669 unidades.