El Ibex35 olvida las dudas y cierra la sesión en positivo. Una revalorización del 1.2% que lleva al selectivo español a los 10.221 puntos. BME y Santander apoyaron la subida, con más del 2% de revalorización, en una jornada en la que el euro perdió posiciones frente al dólar, hasta las 1.2657 unidades.
El selectivo de la bolsa española cerró la sesión con ganancias. Una revalorización del 1.2% que llevó al Ibex35 a los 10.221 puntos. Un nivel que supone haber mantenido “el objetivo de los 10.000 puntos, necesario para evitar caídas mayores en la bolsa española en un mes de mucha volatilidad”, reconoce Francesc Pau, gestor de GVC Gaesco. Sin embargo, no todo suena a la misma tranquilidad. Para José Lizán, analista de Nordkapp el selectivo tendría que volver a los 9.950 puntos “antes de ver un ligero rebote que le lleve a los 10.250-10.300 puntos”.

Y como la volatilidad está servida, no sorprendió ver a BME como el primero de la lista por revalorización. El holding de la bolsa española se anotó un 2.48%, hasta los 20.64 euros. A pocos pasos caminaron los grandes bancos, especialmente Santander. La entidad cántabra subió un 2.35% y cerró en los 9.40 euros. Algo más livianas fueron las subidas de BBVA. Al ritmo del 1.65% marcó los 9.83 euros.

Con ellos, los grandes pesos pesados del selectivo español. Telefónica sumó un 0.70% a su cotización, hasta los 17.29 euros. Repsol avanzó un 1.43% mientras que Iberdrola comenzará mañana a cotizar desde los 5.45 euros, tras subir un 1.04% en la sesión.

No corrieron la misma suerte valores como Telecinco. Cedió un 0.69% y alcanzó los 8.04 euros al cierre de la sesión. Acerinox y Gas Natural contaron pérdidas del 0.48% y del 0.19%, respectivamente. Iberdrola Renovables se dejó un 0.19% hasta los 2.59 euros. FCC, ACS y Acciona culminaron la sesión en negativo con caídas del 0.03%, del 0.03% y del 0.18%.