El Ibex abre con un ligero avance del 0,3% hasta los 11.288 en el inicio de la última jornada de la semana impulsado por las subidas de Telefónica y Repsol y a pesar del retroceso de algunas compañías del sector de la construcción.
El Ibex abre con un ligero avance del 0,3% hasta los 11.288 en el inicio de la última jornada de la semana impulsado por las subidas de Telefónica y Repsol y a pesar del retroceso de algunas compañías del sector de la construcción.