El Ibex abre con un recorte del 0,6% hasta los 11.533 puntos tras la caída de los mercados asiáticos y jornada festiva en Estados Unidos pero tratando de ser remolcado por el buen comportamiento de las compañías del sector bancario y de la construcción.
El Ibex abre con un recorte del 0,6% hasta los 11.533 puntos tras la caída de los mercados asiáticos y jornada festiva en Estados Unidos pero tratando de ser remolcado por el buen comportamiento de las compañías del sector bancario y de la construcción.