El Ibex 35 consigue cerrar la sesión en positivo. A dos semanas para que cierre el año, el selectivo de la bolsa española consigue marcar en los 8.253 puntos su último precio tras una revalorización del 0.6%. Lo hizo en una jornada en la que Mariano Rajoy, futuro presidente del gobierno, ha iniciado su discurso de investidura poniendo sobre la mesa el panorama “sombrío” de la economía española con la invitación a los bancos de que valoren el suelo que tienen en cartera. Los bancos sin embargo, subieron. Una sesión que vio cómo la prima de riesgo se colocó en los 340 puntos básicos con un euro en los 1.30 dólares.
Jornada tibia para la bolsa española. Amanecer en negativo, con una media sesión que se vió inyectada por las palabras de Mariano Rajoy y que se extendió al cierre de la sesión. La bolsa española cerró con una subida del 0.6%  que le llevó a los 8.253 puntos. Alberto Iturralde, responsable de diasdebolsa.com reconoce que “podría quedar algo más de recorte en el índice. Tiene el soporte en los 8.200 puntos y no consideraremos que se ha producido un giro al alza hasta que el indicador supere los 8.350 puntos”. El selectivo se desmarcó de la tendencia del resto de indicadores: el FT-100 perdió un 0.6%, el CAC-40 descontó un 0.19% de su cotización en tanto que el Eurostoxx50 retrocedió un 0.2% a cierre de la sesión.

Una tendencia que se produjo el día en que Mariano Rajoy ha negado la creación de un banco malo, o al menos intentará que no haya dinero público en la reestructuración del sistema financiero, con la invitación a los bancos para que valoren el suelo que tienen en cartera de “forma muy prudente” y que vendan sus inmuebles para sanear balances. A pesar del panorama “sombrío” que ha dibujado el futuro presidente de gobierno, “el mercado reacciona con buen tono porque se detecta un gobierno consciente de los problemas que hay, con lo que sólo falta concretar las medidas y llevarlas a cabo”, reconoce José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. Sobre los bancos también se ha pronunciado el mandatario del BCE, Mario Draghi, en el parlamento europeo quien se ha referido a la barra de liquidez a los bancos como “necesaria” para que las entidades vuelvan a prestar dinero.

Los bancos lideraron las subidas

Fue el sector financiero el que más subió en la sesión. Bankinter sumó un 5.23% y cerró en los 4.57 euros. Caixabank elevó en un 3.6% el precio de su cotización con lo que mañana comenzará a cotizar en los 3.88 euros. Y con ellos, Banco Sabadell avanzó un 2.8%, Banco Popular subió un 2.05% y cerró en los 3.43 euros.  Los dos grandes bancos cotizaron con subidas del 0.8%, en el caso de BBVA, hasta los 6.20 euros en tanto que la entidad que preside Emilio Botín cerró plano en los 5.60 euros.  Bankia fue el único del sector que terminó en números rojos, una caída del 0.7% que le llevó a los 3.60 euros.

Sin embargo, no fue el valor más penalizado de la sesión. Un 'cartel' que se colgó IAG que, al ritmo del 0.8%, cerró en los 1.69 euros. Le siguieron los títulos de Técnicas Reunidas que perdieron un 0.76% hasta los 25.46 euros.

Del resto de pesos pesados llegó también el optimismo. Telefónica avanzó un 0.47% y cerró en los 12.90 euros. Repsol consiguió avanzar medio punto porcentual - hasta los 22.18 euros - en tanto que Iberdrola sumó un 0.47% a su cotización, hasta los 4.72 euros.