La bolsa española cambió de signo a mediodía y las ligeras pérdidas con la que comenzó la jornada se convirtieron en ganancias, del 0,34% a las 12.00, que impulsaron al Ibex-35 hasta las proximidades de sus máximos históricos.
La bolsa española cambió de signo a mediodía y las ligeras pérdidas con la que comenzó la jornada se convirtieron en ganancias, del 0,34% a las 12.00, que impulsaron al Ibex-35 hasta las proximidades de sus máximos históricos. El selectivo se colocaba a esta hora en 13.625,40 puntos, después de ganar 45,60 unidades, en tanto que el Indice General de Madrid avanzaba el 0,32% y el tecnológico Nuevo Mercado, el 0,50%.