Los inversores encaran el nuevo año con las mismas dudas con que despidieron 2007. Cambiamos de año, pero las dudas y la volatilidad se mantienen. El Ibex 35 estrena ejercicio tocando soportes muy sensibles. El selectivo cayó del 1,18% hasta los 15.002,50 punto, en una jornada protagonizada por la “ausente” inmobiliaria Colonial, muy penalizada en bolsa días atrás por su exposición a la desaceleración inmobiliaria y por su elevado endeudamiento. Además, el selectivo dio una fría bienvenida a Abengoa(-5,21%) y Grifols(-1,3%). Los pesos pesados terminaron en negativo, con la única excepción de Repsol YPF, que logró repuntar un 1,31%. Mientras, el crudo de referencia en Europa, el tipo brent, alcanzó un máximo histórico en los 96,75 dólares. Y el euro ganó posiciones frente al dólar hasta las 1,47 unidades, tras la adhesión de Chipre y Malta a la moneda única.
Los augurios más pesimistas respecto a una eventual desaceleración de la economía estadounidense comienzan a cobrar fuerza, tras el negativo dato del ISM manufacturero –cayó hasta los 47,7 puntos en diciembre-. 2008 comenzó con las mismas dudas que dejamos en 2007 porque los focos de incertidumbre no entienden de calendarios. Además, el precio del crudo de referencia en Europa, el tipo Brent, coqueteó con un nuevo máximo histórico en los 96,75 dólares el barril y el mercado teme que la violencia desatada en Nigeria, el mayor productor de África, pueda encarecer aún más el oro negro. Al final, el Ibex 35 cayó un 1,18% hasta los 15.002,50 puntos. Gráfico Ibex 35