El rebote llega a la bolsa española en el apertura, gracias al cierre positivo anoche en Wall Street- después de que Goldman Sachs presentase unos buenos resultados trimestrales-. El Ibex 35 repunta un 0,31 por ciento, hasta los 15.329 puntos impulsado por las compras a bajos precios tras las caídas de los últimos días. Los expertos hablan de una mera reacción técnica y creen que la cautela seguirá, a la espera de ver el resultado de la actuación de los bancos centrales para frenar la crisis de liquidez. El resto de plazas europeas arrancan la jornada en positivo, mientras que el cambio euro-dólar se coloca en las 1,4395 unidades. La Seda de Barcelona ha sido suspendida de cotización por la CNMV.
La volatilidad y las dudas no se esfuman de un día para otro y, pese a la inyección histórica realizada por el BCE para paliar las tensiones en el mercado interbancario, las bolsas siguen recelosas. Quieren saber el impacto exacto de la acción concertada de los bancos centrales y mantienen la cautela. Además, esperan “como agua de mayo” los resultados del cuarto trimestre del banco estadounidense Morgan Stanley, ya que los de Goldman Sachs han sido buenos, pero a nadie se le escapa que ha sido la firma que mejor ha capeado la crisis subprime. Junto a esto la revisión a la baja del crecimiento japonés para 2007 tampoco ayuda al optimismo – de esperar un 2,1 se manejan ahora cifras del 1,3 por ciento-. Pese a todo esto vemos avances moderados en la apertura apoyados en la recuperación de Telecinco y Sogecable, ambas con alzas superiores al 1,2 por ciento. Apoyo de los pesos pesados Las ganancias del Ibex 35 se sostienen además en el tono positivo de los blue chips, de manera que Telefónica repunta un 0,6 por ciento. Lo hace en el día en el que se da por hecho que su Consejo de Administración nombrará a Julio Linares, actual director general, como consejero delegado de la compañía, con lo que la multinacional recuperará de nuevo esta figura en su organigrama. El último consejero delegado de Telefónica fue Fernando Abril-Martorell, que dejó su puesto en 2003. Los repuntes para Repsol suman un 0,26 por ciento y más discretos son los avances del Santander y del BBVA.