Tras anotarse una subida del 9% en lo que va de año, el IBEX-35 podría asistir en los próximos seis meses a una corrección del fuerte repunte que han propiciado los bancos desde marzo.  Frente al tímido avance del 0,8% del índice europeo Euro Stoxx 50 en 2009, el selectivo español ha respondido a la crisis encomendándose a la fortaleza de los grandes valores.  Banco Santander, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria y Telefónica acumulan alzas del 35,4%, el 16,9% y el 6,6% respectivamente, y tienen un peso del 54% en el IBEX-35. El miércoles el selectivo cerró en máximos anuales de 9.905 puntos. Sin embargo, el fuerte rebote desde mínimos de marzo -un 45,3% en el caso del IBEX-35-, invita a pensar en un recorte que permita consolidar niveles, según los expertos. La perspectiva de unos peores resultados empresariales en la segunda mitad del año y el hecho de que la subida podría haber descontado una recuperación económica más rápida de lo que realmente va a ser también podrían favorecer este ajuste