La bolsa española estrena el año de rojo, con los mismos recelos con los que terminara 2007 y con una compañía suspendida de cotización: Colonial. La inmobiliaria debe explicar todos los movimientos que la envuelven desde su desplome bursátil en las dos últimas jornadas del año pasado y desde la marcha de su presidente. El Ibex 35 se deja un 0,52 por ciento y se coloca en los 15.104 puntos, en el día en el que da la bienvenida a sus nuevos componentes: Abengoa y Grifols. El resto de plazas europeas también comienzan 2008 en negativo, en medio de una renovada tendencia de las materias primas al alza.
Cambiamos de año, pero las dudas y los focos de incertidumbre no entienden de calendarios y siguen pesando sobre la renta variable. 2008 se estrena con el fantasma de la crisis subprime asustando, porque será en este ejercicio cuando se vea el miedo que da. Los expertos señalan que la clave en este ejercicio estará en ver cómo afecta la crisis de crédito a los beneficios empresariales y en observar en qué medida merma el crecimiento económico, sin olvidar mirar hacia EE.UU por si entra o no en recesión. Colonial, suspendida de cotizaciónColonial vuelve a ser protagonista tras el descalabro bursátil con el que terminó el año y lo es porque la CNMV ha suspendido su cotización, a la espera de que explique todas las operaciones que rodean al valor. Una compañía que ha vivido en los últimos días la marcha de su presidente, Luis Portillo, y la salida del consejo de los accionistas de referencia. Ademñas, la compañía arranca el año con la puesta en marcha de un “plan de salvamento urgente” que incluye la venta de activos a La Caixa y Abertis por un importe superior a los 300 millones de euros. El objetivo es obtener liquidez y evitar la asfixia que le produce una deuda que supera los 8.900 millones de euros y que supone más de 500 millones anuales en intereses. Pero también hay quien apunta que podría estar buscando comprador para el 15 por ciento que tiene en FCC. A la espera de conocer todos los detalles la compañía permanece suspendida de cotización por la CNMV. Pero Colonial no es la única referencia en el sector este miércoles. Los inversores están pendientes de Ferrovial, después de que su consejero delegado, Joaquín Ayuso, haya calificado en el Financial Times de exagerado hablar de crisis para refinanciar la compra de BAA, pese a admitir que la deuda es cara. Los títulos de Ferrovial se dejan un 0,6 por ciento y se ven superados por los descensos de compañías como las entidades Sabadell o Bankinter -ambos con un recorte de más del 1 por ciento- o la cadena de televisión Telecinco, la más castigada en los primeros compases de la jornada, con una bajada del 1,37 por ciento. Entre los pesos pesados vemos una tendencia mixta. Repuntes del 0,27 por ciento para Telefónica y descensos para BBVA y Santander. El primero cede un 0,12 por ciento y el segundo un abultado 0,7 por ciento, tras publicarse que mantuvo conversaciones infructuosas de fusión con Alliance & Leicester a mediados de diciembre y que no descarta retomar la negociación con el banco hipotecario británico con una oferta más tentadora .