El selectivo español cierra la sesión con pérdidas, aunque por encima de los 7.000 puntos, nivel clave que debe mantener en el corto plazo para evitar que se convierta en una resistencia. El Ibex 35 cae un 1,30% hasta los 7.027 puntos arrastrado especialmente por los grandes bancos –hoy presentó resultados Santander- y las constructoras. Además, que ha podido volver a cotizar a una hora del final de la sesión ha sido seriamente penalizado. En el mercado de divisas, el euro mantiene los 1,32 dólares.


Aunque el esquilmo podría haber sido peor, el Ibex 35 cierra salvando los 7.000 puntos. Básicamente debe agradecer a Repsol su mantenimiento por encima de esta zona. La petrolera ha subido un 1,33% hasta los 14,45 euros después de confirmar que Pemex la apoyará en su pugna contra Argentina y en sus proyectos en EE.UU. y Canadá. Sin embargo, hoy Lawrence Goodman, presidente del Centro para la Estabilidad Financiera, advertía de que "no se puede subestimar la influencia de Argentina en otros países que podrían replicar ese tipo de la estrategia de expropiación”.

No obstante, las subidas de Repsol han sido superadas por las de Grifols. La compañía de hemoderivados es el valor que más suben del Ibex 35 en un año, pero los inversores no se achican por ello. La acción se ha revalorizado hoy un 3,42%.

En cambio, en el lado negativo, las mayores penalizaciones se las han llevado las constructoras. Sacyr se ha desangrado un 8,21% y ACS un 6,25%. Además, ACS, a pesar de que ayer se paró en zonas de soporte, en torno a 4,50 euros, hoy ha perdido ese nivel, quedándose si referencias de relevancia por abajo.

Tampoco se han salvado de la quema los grandes bancos. Santander, que hoy presentó sus cuentas del primer trimestre (1.604 millones de beneficio, un 24% menos que un año y provisiones un 51% superior a las del mismo periodo de 2011). La entidad presidida por Botín hoy ha descendido un 3,38% hasta los 4,75 euros y BBVA, por su parte, ha retrocedido un 2,11% hasta los 5,15%.

Otras compañías que han presentado cuentas del primer trimestre han sido Banco Sabadell (beneficio de 80 millones de euros, un 5% menos que un año antes), que ha caído un 0,73%, y BME (beneficio de 35,5 millones, un 14,4% menos que un año antes), que ha subido un 1,06%. Además, esta mañana el director financiero de Bolsas y Mercados, Javier Hernani, comentaba en una entrevista concedida a Estrategiasdeinversion.com que “los resultados han estado por encima del consenso, casi un 6-7% más. El modelo de diversificación de la compañía ha funcionado bien y ciertas unidades de negocio que han contrarrestado la bajada de volúmenes”.

Protagonista también de la sesión ha sido OHL, que ha permanecido la mayor parte de la sesión suspendida de cotización y ha cerrado con un descenso del 3,70% en los 19,41 euros. Este jueves hemos conocido que la venta del 80% del negocio de OHL en Brasil a Abertis le generará plusvalías para la primera de 1.200 millones de euros, mientras que, a su vez, OHL recibirá un 10% de Abertis valorado en 900 millones.

En el grupo de los blue chips, aparte de los ya mencionados, Telefónica ha sido penalizada con una caída del 1,51% e Iberdrola del 0,86%.

En el Mercado Continuo…
Los avances han estado protagonizados por Ezentis. La compañía ha sido premiada con una subida del 7,33% después de comunicar hoy que, durante el primer trimestre redujo su pérdida un 84,1 % en el primer trimestre del año hasta los 668.000 euros, frente al mismo periodo del año anterior.

En cambio, Uralita cierra con el cartel de ‘farolillo rojo’ a sus espaldas con un descenso del 8,63%.

En el resto de Europa…
Color mixto en los parqués del Viejo Continente. Dax (0,53% en 6.739 puntos) y FTSE-100 (0,53% en 5.748 puntos) han logrado cerrar en positivo, mientras que las caídas han ido a parar al CAC (0,13% hasta los 3.229 puntos) y al EuroStoxx 50 (0,01% hasta los 2.322 puntos).