El Ibex35 no consiguió firmar la sesión en positivo y, con descensos del 0.15%, cerró en los 8.560 puntos. La apertura en números rojos del mercado americano, a pesar de la positiva evolución del ISM no manufacturero, ha provocado que los índices del viejo continente se dieran la vuelta en la última parte de la sesión. Una tendencia que se vio avalada por el comportamiento en negativo de algunos de los grandes, como Santander y BBVA y que tuvo como resistencia a Indra. En el mercado de deuda, la prima de riesgo en los 292 puntos. 

Jornada de más a menos en la renta variable del viejo continente. Bien sea por la cercanía a los máximos históricos de algunos índices, recordamos que el Ibex35 apenas está a un 2% de sus máximos anuales, o por el dato de ISM no manufacturero en EEUU que ha sorprendido al alza – alentando de nuevo los miedos a un retirada repentina de los estímulos por parte de la FED- lo cierto es que los mercados han optado por finalizar en rojo la sesión. En concreto, el Ibex35 despidió la sesión en los 8560 puntos, con una caída del 0.15%. Antonio Espín, analista independiente reconoce que “en los 8650 puntos tiene el nivel de resistencia. Podría romperse esta zona pero hay que seguir siendo selectivos y de momento lo que tenemos es un sector bancario que, hasta que no supere esos niveles de resistencia, es pronto para pensar que las subidas no van a continuar”. (Ver: Video Premium. Iberdrola es, entre los valores más líquidos, la apuesta más clara)




Precisamente fue el paso de los grandes valores a terreno negativo lo que ayudó a profundizar en terreno negativo, especialmente los dos grandes bancos. BBVA cerró la sesión con una pérdida del 0.8% hasta los 7.1800 euros. Los títulos de Santander retrocedieron algo más de medio punto porcentual, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 5.5010 euros por acción.

De los grandes, Telefónica también sufrió recortes del0.05% que le llevaron a marcar en los 10.8550 euros su último precio. Inditex marcó una penalización del 0.2% - hasta los 102.65 euros- en tanto que Iberdrola cerró en los 4.1870 euros. Sin embargo, no fueron las caídas más pronunciadas de las sesión. Éstas llevaron el nombre de OHL, Grifols y Gas Natural que, con recortes de más de un punto porcentual, cerraron en los 28.2500 euros, los 32.6950 euros y los 15.2450 euros, respectivamente.

Entre los mayores positivos, los de Indra. La tecnológica superó el 9.1% de revalorización y cerró en los 11.4100 euros. Una subida que secundaron, aunque de forma más liviana, los títulos de FCC e IAG, con revalorizaciones de más del 3% en los precios de sus acciones. Entre los grandes que cotizaron con beneficios, Repsol se animó con un 0.3% - hasta los 18.3300 euros.