La subida del petróleo, que se cambió a más de 61 dólares por barril, y el retroceso de la mayoría de las plazas europeas con el euro a cerca de 1,32 dólares, determinaron que la cuarta sesión consecutiva a la baja de la bolsa española se saldara con un descenso del 0,4%.
El principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, bajó 54,70 puntos, el 0,4%, y concluyó la sesión en 13.732,10 puntos; el índice general de la Bolsa de Madrid cayó el 0,37%, mientras que el tecnológico Ibex Nuevo Mercado subió el 0,68%. Al cierre de la jornada en Europa, cuando la cotización del euro se situaba en 1,315 dólares, Londres bajó el 0,38%; Fráncfort, el 0,26%, y París, el 0,05%. Milán ganó el 0,19%. La sesión comenzaba con la intención de enjugar las pérdidas del día anterior, por lo que los inversores ignoraban la caída de Wall Street en la víspera. Aunque la bolsa llegaba a superar el nivel de 11.800 puntos e imitaba los intentos ascendentes de las plazas europeas, este impulso resultaba insuficiente.