Nueva semana para no dormir en los mercados de renta variable. Europa abre teñida en pérdidas siguiendo la estela del cierre del Nikkei (un 2,3% abajo) y con los pilares de la unión monetaria tambaleándose. Nuestro selectivo sigue marcando mínimos no vistos desde el año 2009 y parece empezar a buscar ya el soporte de los 7.250 puntos. La gran banca, BBVA y Santander, bailan al compás del Ibex 35 y encarrilan su marcha hacia los 5 euros por título. El euro no escapa de la marea negra y manifiesta la debilidad de la eurozona en el 1,35.

Se preveía ya un lunes complicado después del desplome del pasado viernes y en vista de lo que podía pasar –y que finalmente no sucedió- este fin de semana. Grecia está más que nunca a las puertas del default. La propia canciller Merkel, gran defensora de mantener al país heleno dentro del euro, ya ha reconocido que podría darse una bancarrota estructurada. Mientras, el presidente Papandreu, el único que a estas horas se atreve a seguir negando la evidencia, ha anunciado otro plan de recortes con el pretende recaudar otros 2.000 millones de euros.

Con todo ello sobre la mesa, el Ibex 35 –que ya cedió más de un 4% el pasado viernes- se precipita hacia las pérdidas con una caída superior al 3% habiendo dejado atrás los 7.700 puntos. Sacyr Vallehermoso vuelve a ser una jornada más el farolillo rojo del selectivo con un desplome superior al 5,2%, aunque lo que verdaderamente pesa dentro de la Bolsa madrileña son las pérdidas, muy abultadas, del Santander que retrocede hasta un 4,3% y se coloca en los 5,27 euros, mientras que su homólogo BBVA pierde un 3,99%, en precios similares de 5,21 euros.

Gráfico Histórico IBEX 35 (2009- 2011)



Dentro de la banca mediana, Bankinter cede un 2,3%, similar a Caixabank que se deja otro 2,4%, mientras que el Popular y Sabadell sufren recortes muy similares superiores también a los dos puntos porcentuales. Repsol YPF cede un 3,51%, por su parte, y Telefónica se comporta algo mejor, con un recorte del 2%.

El mercado europeo atraviesa una crítica situación donde la incertidumbre campa a sus anchas ante la falta de resolución de Grecia. A la espera de lo que pueda suceder y del discurso que pronunciará el ministro de Finanzas germano el próximo jueves –donde se verán las líneas que seguirá Alemania en las próximas semanas- el Dax cede, en línea con el Ibex 35, un 2,62% al borde de perder la barrera de los 5.000 enteros.

Francia no vive mejores momentos, dado que a la situación comunitaria se suma la amenaza que suponen su propia banca nacional. Tres entidades, Société Generale, BNP Paribas y Crédit Agricole, viven estos días bajo el yugo de la agencia Moody´s que el pasado mes de junio anunció una revisión de su calificación que debería hacerse efectiva estos días. Ya el pasado viernes sufrieron recortes superiores al 8%. A esta hora el Cac galo recorta un 3,67%, en los 2.869 puntos.

Mientras, el Eurostoxx 50 cede otro 3.49% y pierde los 2.000 puntos.

El par euro/dólar, por su parte, es fiel reflejo de la situación por la que atraviesa Europa
y pierde posiciones hasta retroceder al 1,35. El Brent ha abierto a la baja en los 111 dólares el barril.