El mercado español abre con dudas, después de las fuertes caídas registradas esta madrugada en los mercados asiáticos y tras la debacle técnica de la semana pasada. El Ibex 35 sube un 0,17% hasta los 7.713 puntos. Entre los movimientos de esta apertura destaca la subida de Telefónica al calor de la venta de su filial irlandesa. En el mercado de renta fija, el bono español a 10 años ha vuelto a superar la barrera del 5%. A primera hora, cotiza en el 5,02% y eleva la prima de riesgo a 322 puntos básicos. En el de divisas, el euro-dólar recupera los 1,31 dólares.


El Ibex 35 intenta recuperar algo de terreno, aunque la incertidumbre internacional, proveniente básicamente de Asia –tras la fuerte caída de las bolsas hoy- y EEUU –tras la decisión de comenzar a reducir los estímulos económicos a finales de año-. Así pues, el Ibex 35 abre en los 7.700 puntos, por lo que sigue encorsetado en el rango lateral en el que lleva meses moviéndose, entre los 8.700-8.00 puntos por arriba, y los 7.700-7.600 puntos por abajo.

Entre los valores que más suben encontramos a Sacyr (2,17%), Mapfre (1,51%) y Banco Popular (1,42%).

En la parte baja, Grifols cede un 1,60%, Acciona un 1,19% y Mediaset un 1,13%.

En el grupo de los blue chips el protagonista hoy es Telefónica, que se revaloriza un 0,58% al calor de la venta de su filial irlandesa, O2 Ireland, por 850 millones de euros a Hutchison Whampoa. Con esta venta Telefónica pretende reducir su deuda en 780 millones aproximadamente.

El resto de los blue chips, BBVA sube un 0,02%, Iberdrola un 0,02%, mientras que Inditex pierde un 0,60%, Santander un 0,50% y Repsol cotiza plano.

En el Mercado Continuo…
Urbas
continúa presa de la extrema volatilidad mientras cotiza en mínimos y hoy abre encabezando las subidas con una revalorización del 10%. Le sigue Grupo Tavex, que suma un 9,49%.

El valor más castigado del mercado español es Bankia (8,21% hasta los 0,615 euros), en la víspera de su junta de accionistas, en la que propondrá la reducción del número de miembros de su consejo de administración de 19 a 15 componentes, así como la asignación de Ernst & Young como auditor en lugar de Deloitte.